Bajo la misma estrella: reseña doble de libro + película (agotando la reserva de lágrimas)

Bajo la misma estrella: reseña doble de libro + película (agotando la reserva de lágrimas)

En menos de una semana, leí “Bajo la misma estrella” y después vi la película. En esos días, agoté la reserva de lágrimas que tenía pero lo que me sorprendió –gratamente, por cierto- es que la película me gustó mucho, hasta les diría más que el libro. En general, cuando leo una historia y después veo su adaptación audiovisual, suelo decepcionarme un poco. No siempre, pero casi. Sin embargo, esta vez no fue así.

Por otra parte, agarré el libro pensando que sería una lectura “para pasar el rato”. En principio, porque está catalogado dentro de literatura juvenil y a veces me parece que son historias que caen en lugares comunes, en historias ya un poco gastadas y apelan a los mismos recursos.

Pero debo reconocer que la historia es original y conmovedora, con un final quizá predecible pero con situaciones y elementos que la vuelven más atractiva, menos gastada (como el caso de los prefunerales, y no voy a decir más para no caer en spoileo).




*Reseña*

Hazel Lancaster es una estudiante universitaria que tiene cáncer y la enfermedad afectó severamente sus pulmones. Su rutina es leer, estudiar, ver programas en la televisión, visitar médicos y practicarse estudios frecuentemente. Ah, y también va a un grupo de apoyo, que le parece un poco patético pero aun así asiste para complacer a sus padres.

Ahí conoce a Augustus Waters. Él también tiene cáncer y hace algunos años le amputaron parte de la pierna. Se enamoran uno del otro pero Hazel sabe que son una “granada”, que en cualquier momento explotan, dejando atrás a las personas que aman. Augustus también lo sabe, pero le dice que cualquier intento por apartarlo de ella va a ser un fracaso.

En tanto, Hazel le recomienda a Augustus “Un dolor imperial”, un libro del autor Peter Van Houten. Resulta que el final abierto del libro exaspera al chico, quien le escribe al autor para intentar saber qué pasó después del final de la historia. Hazel también le escribe y Van Houten responde que quizá pueda contestarle, pero no por correo electrónico, sino en persona. Y él vive en Amsterdam.

Hacia allá van los chicos, acompañados por la mamá de Hazel. Van Houten es un tipo bastante reacio, que toma demasiado whisky y no tiene reparos en decir lo primero que tenga en la punta de la lengua. Pero Hazel y Augustus aun así disfrutan del viaje y aceptan, sin pensar en nada más, que están enamorados.

El final, aunque no voy a contar de qué se trata, es triste. Como les comenté antes, a mí me pareció un final predecible pero aun así vale la pena leerlo.

En resumen…

Lo más

-La lectura es ágil y dinámica

-Los personajes son adorables

-La historia superó mis expectativas. ¡Bien ahí!

Lo menos

-El final es bastaaaante predecible

-No era necesario hacer que una adolescente con cáncer de pulmón suba un montón de escaleras para finalmente besar al chico del que está enamorada (media pila, Green).

¿Leíste este libro? ¿Qué te pareció? ¿Te gustó o no? Si querés recomendarme algún otro libro de John Green, podés dejarme tu comentario, ¡siempre es bienvenido!

¿Querés recibir novedades y contenidos exclusivos del blog en tu correo?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *