Blog gratuito vs. Blog pago: Cómo elegir la mejor opción

Compartí este artículo:
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Cualquiera de nosotros que quiera tener su blog puede hacerlo en pocos minutos, sin necesidad de muchos conocimientos previos y hasta sin pagar nada. Rápido, fácil y gratis. Hasta ahí todo parece un paraíso hermoso pero resulta que después empiezan a aparecer algunas cuestiones como hosting, dominio, plugins… Y la cosa se complica un poco más.

¿Es verdad que puedo tener un blog gratuito? ¿Y por qué hay diferencias entre un blog pago y uno free

En principio, se puede tener un blog sin pagar un solo peso. De ahí en adelante, hay muchas opciones y todo depende de cuál sea el objetivo que tengas. En esto, te aclaro algo: la plataforma de WordPress siempre es gratuita. Lo que sí se paga, en algunos casos, es dominio y hosting, además de los plugins que se quieran instalar para diferentes funcionalidades dentro de tu blog.

 

Veamos qué son cada uno de estos elementos:

#1. El dominio

Es la dirección URL de tu sitio, como el de este, que es www.subjeta.com. De forma predeterminada, las plataformas de blogging asignan una extensión a la que vos podés configurar el nombre. Por ejemplo, si este blog estuviese alojado en WordPress.com el acceso sería www.subjeta.wordpress.com. Lo mismo suele ocurrir con Blogger o Wix.

 

#2. El hosting

Es el espacio en donde se alojan todos los datos de tu sitio completo. En los servicios free, tenés una cuota de almacenamiento  que varía en cada plataforma y hay proveedores que te venden espacio por una cifra mensual o anual.

 

#3. Los plugins 

Son aplicaciones que te permitan incorporar distintas funcionalidades y te ayudan a optimizar el manejo de tu blog y los hay de una inmensa variedad.

En mi caso, uso un plugin para maquetación visual, otro para la configuración SEO de todos los contenidos, uno para armar los sliders que se ven en la página principal y en la de los talleres, otro para crear los formularios de suscripción a mi lista de mailing.

 

Blog gratuito vs. Blog pago: ¿qué te conviene?

Blog gratuito

Es la manera más rápida y fácil de arrancar en el blogging, recomendable para quienes necesitan un espacio en la web pero no requieren grandes aplicaciones o no tienen planificado utilizarlo como plataforma para vender productos.

Es ideal, por ejemplo, para profesionales que quieran armar un modesto portfolio o personas que estén pensando en compartir contenido sobre un tema en especial, como artículos de opinión, recetas de cocina, textos literarios, entre otros.

En este caso, si bien podés tener tu blog gratuito y jamás pagar nada, también podrás -incluso si elegiste que sea totalmente free al principio- comprar un dominio para tener una URL propia, elegir plantillas de diseño pagas o comprar más espacio de almacenamiento aunque, en general, siempre vas a poder hacerlo a través de la plataforma en la que hayas abierto tu sitio.

En el caso de WordPress.com, son ellos mismos los que te ofrecen comprar gigas extras para almacenar, dominios propios o plantillas de diseño, pero lo que no podés hacer es comprarlos en otras tiendas y luego instalarlos en esa plataforma.

 

Blog pago

Si estás pensando en un blog profesional porque querés vender productos u ofrecer tus servicios, entonces es conveniente que desde cero arranques con la opción paga. Y esto te lo digo por experiencia: después es muy engorroso trasladar datos e importar contenido, incluso a veces no se puede y perdés mucho de lo que ya habías hecho antes.

¿Qué vas a tener que pagar? Como mínimo: dominio y hosting. Es decir, la ubicación URL propia de tu sitio y el espacio de almacenaje. Actualmente, yo uso A Small Orange para alojar mi web y lo recomiendo 100% porque nunca tuve problemas de errores en el tráfico y unas pocas veces tuve que contactarlos por cuestiones internas en el funcionamiento, a lo que respondieron rápido y con una solución concreta.

Una vez que tenés definidos esos dos factores (hosting+dominio), ahí podés instalar una plataforma de blogging que te sirva para gestionar el contenido de tu web. En mi caso, uso WordPress. Se instala en unos minutos -no tenés que pagar nada para hacerlo- y ya está listo para usar con un par de plantillas de diseño entre las que podés elegir si no querés comprar  todavía una, aunque tené en cuenta que son muy básicas.

Con un blog pago, que tiene hosting propio y un dominio, las posibilidades son muchas más. Porque, por ejemplo, vas a poder instalar un plugin de tienda online, comprar temas de diseño mucho más sofisticados, configurar un aula virtual y hasta lograr que visualmente el sitio se vea más copado y tenga una navegación dinámica.

Si estás pensando en abrir un blog y tenés preguntas, podés contactarme y sugerir algún tema en especial que te gustaría leer por acá. Escribíme o dejá tu comentario abajo.

Hasta pronto,

Clari.-

Te recomiendo estos artículos:

CÓMO ENCONTRAR TU VOZ Y ESTILO PARA ESCRIBIR

Completá el formulario y recibí la Guía + Workbook en tu mail

¡Gracias por sumarte a esta propuesta! En breve, recibirás el kit. ¡Que lo disfrutes!