Viajes y Paseos


Dame un boleto para viajar al pasado | Fin de semana en La Falda

Es como entrar a la casa de la abuela. Perdón, no sé cómo serán las casas de sus abuelas, pero sí, llegar a La Falda es como abrir la puerta de la casita de mi nonna y que el olorcito a tiempo pasado empiece a invadirme las fosas nasales. Para ser más precisa, es como ese olor que tiene la ropa cuando la sacás de una bolsa o caja en la que estuvo guardada por varios meses. Lo siento cada vez que quiero desembolsar la ropa de invierno porque ya es junio.......

¡Quiero seguir leyendo!


Page 2 of 212