Amor y de los mágicos – [Reseña de “Como agua para chocolate”]

Amor y de los mágicos - [Reseña de “Como agua para chocolate"]

Leer Como agua para chocolate fue una mini aventura literaria. Para empezar, es la primera relectura que hago en varios años. Me cuesta mucho releer libros, pero vi el ejemplar en la casa de mi mamá y me lo llevé prestado. Resulta que cuando me faltaban solo dos capítulos para terminarlo, me doy cuenta de que le faltaban páginas. ¡Oh nooo! Tenía un capítulo repetido y le faltaba uno. Así que mi lectura de fin de semana quedó suspendida, hasta que el lunes fui a buscar un ejemplar completo –como se debe- a la biblioteca.

Y después de leer hasta la última página sin complicaciones ni hojas faltantes, me sentí súper feliz de haber releído este libro. Primero, porque es realismo mágico puro y duro. Y por si no lo saben, el realismo mágico es mi género literario favorito. Segundo, es una historia de amor. Tercero, la trama es maravillosa.

Como agua para chocolate es un clásico. Pero si la cuestión es que no lo leíste todavía, entonces te cuento de qué se trata. Prometo no spoilear.




*Reseña*

Tita es la hija menor de una familia encabezada por Mamá Elena. Como toda hija menor, le corresponde la obligación de no casarse y hacerse cargo de su madre hasta el día de la muerte de esta. Pero resulta que Tita, desde pequeña, está enamorada de Pedro. Como no pueden casarse, Pedro decide desposar a Rosaura, la hermana de Tita, solo por estar cerca de ella, por vivir en la misma casa.

El condimento magnífico de esta novela es la comida. Tita es una eximia cocinera y elabora todos los días los diferentes platos que comen en su familia. Pero además, tiene el poder –mágico- de expresar a través de la comida sus emociones y sentimientos. La chica se resistirá una y otra vez al designio poco agradable de no casarse jamás hasta que pelea –fuerte- con su madre y a los pocos días, la rescata el médico John Brown, quien ve a Tita con ojos enamorados.

Prometí no spoilear, así que freno acá. Después de que Tita se va con John, ocurrirán una serie de acontecimientos que volverán a acercarla a Pedro y ella continuará luchando contra esa tradición funesta de su familia, la de marcar a las hijas menores como guardianas de su madre hasta el último día de vida.

Si no lo leyeron todavía, pónganlo en su lista de lecturas pendientes o no pierdan más tiempo y busquen ya un ejemplar: pídanselo prestado a un amigo, familiar o conocido, lo sacan de la biblioteca o –la opción más simple, aunque claro la más costosa- lo compran. No se van a arrepentir.

Como agua para chocolate es un libro de Laura Esquivel. Fue publicado por primera vez en 1989 por Random House Mondadori. La edición que yo leí es de la editorial De Bolsillo, publicado en el año 2007. Tiene 224 páginas y está dividido en 12 partes, una por cada mes del año. Cada parte está basada en una receta en particular preparada por Tita.

Si leíste el libro, en el espacio de comentarios podés dejar tu opinión. ¿Leíste otros libros de Esquivel? También son bienvenidas las recomendaciones que quieras hacer.

¿Querés recibir novedades y contenidos exclusivos del blog en tu correo?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *