Email Marketing: 5 pasos para diseñar una newsletter

diseñar una newsletter

El diseño, en el email marketing, es LA clave. Claro que configurar bien la cuenta de mailing o pensar en contenidos gratuitos para captar suscriptores también son cuestiones importantes, pero una vez que tenés ya armada y en marcha tu comunidad online, ¿cómo definir los mensajes que les llegarán directamente a través del correo electrónico? Diseñar una newsletter atractiva, sencilla pero efectiva es esencial para que el eje del mensaje no se pierda pero a la vez no sea un bloque de texto monótono y aburrido.




En general, las plataformas de email marketing te permiten el diseño de newsletters de manera intuitiva, guiándote por el proceso de armado del contenido -maquetación- del correo que, luego, enviarás a tus suscriptores. Con ello, ofrecen una gran cantidad de herramientas para diseñar, pudiendo agregar imágenes, bloques de texto, botones y enlaces, videos, etcétera.

¿Cómo hacer para crear un correo efectivo + atractivo para enviar a tu comunidad online?

5 pasos para diseñar una newsletter

1- Ante todo, ¿qué digo?: El mensaje

A esto lo vas a tener que definir de antemano, previo a abrir tu cuenta de mailing y ponerte manos a la obra para diseñar una newsletter. ¿Qué voy a decir?, con esa simple podés delinear la idea general de cuál va a ser tu mensaje. Porque es muy distinto a que tu tema central sea una promoción por una fecha especial que si vas a anunciar una línea nueva de productos.

Tener bien definido el tema y mensaje central te va a ayudar a elegir un asunto conciso pero potente para tu envío de correo y desarrollar el texto que contendrá en el interior.

2- Imágenes, el plus que NO puede faltar

Esto es otro de los elementos que es recomendable tener listos previamente a diseñar una newsletter. Ya sea que vayas a hacer fotos propias para incluir o tengas que buscar en banco de datos las imágenes que mejor representen el contenido del mensaje, lo ideal es tenerlas ya preparadas.

Detalle importante: que las fotografías sean de calidad, no estén pixeladas y no contengan marcas/sellos de agua. Las imágenes lindas tienen un impacto visual fuerte y te vas a facilitar el diseño, al poder agrandar, achicar o modificarlas sin necesidad de preocuparte por si se pixelan, se ven borrosas o feas.

3- Tu marca, visible

No olvides de incluir la imagen de tu marca (logotipo, isologotipo, banner, etcétera). Al igual que cualquier imagen, que sea de calidad y se vea “limpia”.

Lo ideal es colocarla en la parte superior y si querés incluirla en tamaño no demasiado grande, una buena opción es llevarla hacia la izquierda, es decir, el primer punto de contacto visual que establecen los lectores cuando se enfrentan a un mensaje.

Por otra parte, también es importante que estén presentes los enlaces a tus redes sociales. Como cualquier otro elemento de diseño, las plataformas de email marketing permiten ubicarlas en cualquier parte del cuerpo de la newsletter. Dos opciones son: en la parte superior, para destacarlas; o en la inferior, a manera de cierre y de darle una continuidad al contacto entre la marca y la comunidad online.

4-¿Enlaces? ¡Si, totalmente!

Los enlaces funcionan como puentes entre un mensaje y otro. Quizás estás por diseñar una newsletter contándole a tus suscriptores sobre las novedades en tu blog, o anunciándoles que hay productos con precios increíbles en tu tienda virtual. En todos los casos, linkear es imprescindible.

Ante todo, porque si bien es importante desarrollar bien el mensaje dentro de un correo masivo, ser conciso, directo y no súper extenso son tres tips esenciales.

Así que poné a los enlaces de tu lado, aliáte a ellos y dales a tus suscriptores los links directos para que accedan a tu web.

5- Tamaños, colores y tipografías…animáte a probar

Las imágenes son muy buenas para “cortar” los bloques de texto y lograr un buen impacto visual, pero no te olvides de jugar con las herramientas para darle formato a las palabras. Podés intercalar colores, resaltar títulos o frases importantes con un tamaño mayor o negrita, probar dos tipografías distintas para combinar entre los bloques, agregar botones que dirijan a tu sitio web o tienda…

Las posibilidades son muchas y no te quedes con lo que te parezca correcto o formal,porque quizás un título en tamaño 36 y color fucsia sea precisamente lo que estás necesitando para hacerle abrir los ojos a tu suscriptor.

TIP EXTRA -y súper útil-: para que no tengas que diseñar una newsletter desde cero cada vez que querés enviar un correo, las plataformas de email marketing te permiten guardar la plantilla de diseño que creas para que después puedas usarla de nuevo en futuros envíos. ¡GENIAAAAL!

Si te gustó este post, quizás te interese >> Calendario de marketing: cómo generar contenido para tu blog en fechas especiales

Share

Comments

  1. ¡Muy copada entrada! Nosotras teníamos un newsletter, pero la verdad es que hace falta un laburo de recopilación (más que nada, lo íbamos a usar para promocionar los post más leídos del mes) que ahora no podemos hacer ¡pero me dieron las re ganas después de leer tu post! Es más, mi alma de diseñadora frustrada ya pensó hasta diseños, ja. Besotes linda, como siempre impecable y un lujo visitarte 🙂

    • ¡Hola, Noe! Las newsletter son una herramienta súper potente de comunicación. Está buenísimo aprovecharlos pero sí, es verdad que requiere un trabajo + esfuerzo extra. ¡Pero lo vale! =) Me alegro que te haya gustado y sido útil el post. ¡Un abrazote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *