¿Qué haría Don Quijote si apareciera en el mundo actual?

don quijote

Os llamarán una y mil veces locos, os dirán que el querer arreglar el mundo es cosa de lunáticos, ingenuos e ignorantes. Pero recordad lo que deciros quiero:

-Vuestros hijos crecerán lo suficientemente locos para arreglarlo.

 

Un auténtico Don Quijote que aparece, de repente, en el mundo actual. Sí, en este tiempo. Para más, aterriza en New York, en plena isla de Manhattan. El primer libro que encuentra es la Biblia y manda a Sancho a comprar ropa en una tienda de disfraces.




Ya por sí solo, ese inicio anima a querer saber más. Confieso que tenía muchas ganas de leer esta novela y lo primero que me gustó -aunque fue una sorpresa- es la manera de relatar de Marina Perezagua, las palabras que van tejiendo el lenguaje y confoman la historia. ¿Es fácil de leer? No, hay que estar atentos porque no es una lectura del todo ágil, y en la mayoría del relato, las palabras son bastante rebuscadas. Dignas de Don Quijote, sí, aunque esté perdido -¿perdido?- entre cientos de rascacielos.

El humor no falta, y no es para menos, porque en una historia así de alocada, es un recurso literario clave. El Quijote, con la compañía de Sancho Panza, se esfuerza por comprender ese nuevo mundo que tiene ante los ojos. Como si eso fuera poco, se aferra a las palabras de la Biblia para argumentar todo lo que haga, hasta obligar a los empleados de un negocio de comida rápida dentro de un shopping de la importancia de alimentar a todos, incluso animándose a querer multiplicar los panes y las hamburguesas.

¿Y qué otra cosa no puede faltar? El amor, claro. Si en otro siglo, el hidalgo caballero de La Mancha enfrentó por llegar hasta su amada a unos molinos de viento creyendo que eran gigantes , en el siglo XXI, Don Quijote de Manhattan se enamora, nada más ni nada menos, que de una enorme torre. Su Marcela, a la que buscará llegar por todos los caminos posibles, no es otra que una de las desaparecidas Torres Gemelas.

De los diálogos entre el Quijote y Sancho se pueden extraer muchas buenas citas, pero esta es una de las que mas me gustó, sobre los libros:

Sancho amigo, deberías aprender de los buenos libros, que no cuenan las cosas punto por punto y bien ordenadas en el tiempo, sino que dan saltos, omiten detalles, adelantan claves, alargan el suspense, ensanchan la intriga, mientras en todo ello preludian ya el final y rematan de manera que el lector no se sienta engañado.

Marina Perezagua ha escrito una vez más una historia diferente y comprometida, rebosante de imaginación y metaliteratura, y escrita con un estilo deslumbrante. Un homenaje a dos de los libros más emblemáticos y leídos del mundo. Una novela que se pregunta: ¿Y si Don Quijote no estuviera loco? ¿Y si el mundo aun tuviese arreglo? [De la sinopsis del libro, en su contratapa].

Datos del libro

Título: Don Quijote de Manhattan (Testamento Yankee)
Autor: Marina Perezagua
Editorial: Los Libros del Lince [Se consigue a través de Océano Argentina] Año: 2017
Cantidad de páginas: 300 aprox.

Si te gustó este post, quizás te interese >> Una librería con magia y cómo cada uno encuentra su propia historia

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *