[Ella en la otra orilla] Encontrarse en una mirada

ella en la otra orilla

Voy a empezar esta reseña con una pequeña confesión: no puedo dejar libros a la mitad. Me cuesta  -muchísimo- decir “Hasta acá llegué, me aburrió/no le entiendo/no me gusta el estilo de escritura”. No considero que leer un libro sea una pérdida de tiempo, incluso cuando no haya en todo su interior un solo renglón que les haya parecido bueno (#Exagerada).

¿Saben? Un poco me enorgullezco de eso. Porque si hubiese abandonado a la mitad “Ella en la otra orilla”, no podría haberme quedado con la boca abierta al leer el final. Es como: “¿De verdad toda la trama hizo que llegáramos a esto?”.




La historia comienza relatando la vida de Sayoko, un ama de casa que tiene una hija, un esposo y quiere volver a trabajar, en lo que sea. Así, conoce a Aoi, una mujer de carácter independiente que montó su propia empresa de venta de paquetes de viajes y, como complemento, administra un staff de mujeres que limpian casas y oficinas.

A su vez, el hilo narrativo se entrelaza con la historia de Aoi en su etapa de adolescencia, cuando sus padres deciden mudarse a otro lugar por el solo hecho de que ella no encuentra un espacio adecuado para estudiar, hacer amigos y llevar una vida tranquila. En la nueva escuela, conoce a Nanako, que será su amiga incondicional, con quien se escapa de su casa, recorren otras ciudades, y cuando les parece estar viviendo la mejor aventura de sus existencias, un hecho –que cobra trascendencia pública- las separa. Cada una vuelve a su hogar y Aoi se pregunta una y mil veces si la volverá a ver.

Hasta poco más de la mitad del libro, no les mentiré: se me hizo denso. El lenguaje es simple, no es un rebusque tras otro y la trama se entiende, no se van a perder. Pero por momentos se volvió poco dinámico, salvado por el ir y venir que hace, capítulo tras capítulo,  entre la Aoi actual y la Aoi adolescente.

Otro punto a favor es que la cultura oriental me llama mucho la atención. Quizás por la lejanía –geográfica y cultural, claro-, porque no leo autores orientales con frecuencia o porque la manera de narrar es notablemente diferente, y todo ese combo me gusta. Murakami me aburrió sobremanera pero Mitsuyo Kakuta (¡que escribió 50 novelas!), me sorprendió, gustó y sí, la volvería a elegir.

Lo que más me gustó, y seguramente ya lo adivinaron, es el final. ¿Cómo les cuento que es muy bueno sin decirles cómo termina el libro? Lo intento: Aoi está conversando con Sayoko, porque ella le preguntó sobre ese hecho público en el cual fue protagonista con Nanako. Aoi busca en su mente, trae recuerdos y rememora las escenas. Se vienen las imágenes de esa aventura inolvidable que vivió junto a Nanako, las dos yéndose de sus hogares, compartiendo un mundo en donde solo ellas tenían cabida. Y allí, junto a su amiga, frente al mar, ve a alguien en la otra orilla.

Datos del libro

Título: Ella en la otra orilla
Autor: Mitsuyo Kakuta
Editorial: Galaxia Gutenberg / Grupo Océano
Año de publicación: 2016
Cantidad de páginas: 219 aprox.

¿Querés leer el primer capítulo? Hacé clic acá 😉

 

Si te gustó este post, quizás te interese >> “Me llamo Lucy Barton”: cómo narrar sobre la simpleza de la vida

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *