FULLER HOUSE- Y que siga la comedia…

FULLER HOUSE- Y que siga la comedia...

Entre la catarata de producciones propias que está largando Netflix, hace alrededor de un año vi el título Fuller House y me convencieron sus trece capítulos cortos, que me cayeron bárbaro para ver mientras cenaba.

Hace poco más de un mes, se lanzó la segunda temporada de este comedia hiper divertida y con personajes adorables. Pero hay otro dato, que yo no sabía hasta que me tomé el tiempo de googlear el nombre de la serie y ahí lo  descubrí: es la continuación de Full House, una producción que arrancó en 1987 y  duró ocho temporadas.




Voy a empezar por Fuller House. 

DJ Tanner es una médica veterinaria que tiene tres hijos y hace poquísimo falleció su marido. En la casa de su infancia, comparte hogar con su hermana, Stephanie, y de un día para otro llega Kimmy Gibbler, su amiga, junto a la hija, Ramona. Capítulo tras capítulo, las escenas son las que podrían suceder en cualquier casa, solo que siempre con lo gracioso de la comedia a flor de pantalla.

En la segunda temporada, a la casa se agrega Fernando, el novio de Kimmy y padre de su hija, un argentino que es corredor de autos y habla inglés con una pronunciación poco más que pésima, al mejor estilo de Sofía Vergara en Modern Family.

La historia de Fuller House está súper entrelazada con la de Full House y no solo porque sus protagonistas son las mismas (con unos cuantos años más encima). Por ejemplo, en Full House, la historia empieza cuando Danny queda solo con sus tres hijas (DJ, Stephanie y Michelle), luego de la muerte de Pam, su esposa. Así, compartirá la casa con Jesse y Joey, sus dos amigos, que se convertirán en “tíos” para las tres pequeñas.

De Full House estoy viendo los primeros capítulos de la temporada 1 así que mucho más no les puedo contar. Aunque les aclaro que pueden ver Fuller House sin necesidad alguna de ver la otra primero.

Y volvamos a la actual…

Mi personaje preferido es Max, uno de los hijos de DJ. Es tierno, adorable y tiene siempre respuestas ingeniosas. Es el niño 10 de la clase y ama a Cosmos, su perro labrador. Su frase de cabecera es “Holy Chalupas!” y esta es una imagen de cuando termina tocando la trompeta vía streaming en Coachella, donde su tía Steph es disc jockey.

Soy fan de las comedias y después de terminar las temporadas que Don Netflix tiene cargadas de Modern Family, extrañaba ver una serie graciosa, familiar y de capítulos de no más de 30 minutos. Por todo esto, Fuller House ya está en mi lista de preferidas y espero ansiosa -obvio- una nueva temporada (y espero de todo corazón que haya muuuuchas más)

Acá les dejo links útiles e interesantes:

Ver la serie en Netflix
Seguir a Fuller House en Facebook
Ver el trailer de la temporada 1
Ver el trailer de la temporada 2

¿Vieron esta serie? Si la vieron, me encantaría saber si les gustó y cuál es su personaje favorito. El espacio de comentarios is always opeeen! 😉

¿Querés recibir novedades y contenidos exclusivos del blog en tu correo?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *