Cómo elegir el hosting y dominio para tu blog

Compartí este artículo:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Dar el primer paso para abrir un blog implica, entre otras cuestiones, resolver el tema de hosting y dominio si es que vas a apostar con todo a desarrollar tu espacio en la web.

Si hacés clic acá,  te cuento cuál es la diferencia entre tener un blog gratuito o uno pago y cómo decidir qué es lo mejor para vos, dependiendo lo que necesites ahora y tus proyecciones en un corto-mediano plazo.

Te lo resumo así: Abrir un blog o sitio web pago es recomendado si lo vas a usar con un objetivo profesional-comercial, especialmente si tenés pensado vender productos o servicios, porque te permite muchas más posibilidades como alojar tiendas virtuales, maquetar y diseñar de manera más atractiva o instalar y utilizar plugins con diferentes funciones.

Entonces, ¿cómo seguís una vez que decidiste tener un sitio web o blog pago?  Cuando decimos pago, nos estamos refiriendo a elegir dos elementos esenciales: el hosting y el dominio.

#1. El nombre de tu web

El dominio es la dirección URL a través de la cual te van a encontrar dentro de la web. Pensando un toque, se te vendrán seguro un montón de direcciones similares como www.netflix.com que encabeza mi lista de preferidas.

En primer lugar, si tu negocio ya tiene nombre, el dominio de tu sitio debería ser lo más similar posible a esa denominación.

Por ejemplo, si sos un artista visual que quiere vender sus obras por Internet, una buena opción es que la dirección URL lleve tu nombre. O si tenés un emprendimiento de productos artesanales, la mejor elección es usar el nombre que ya tengas para tu marca, sin palabras adicionales.

Sin embargo, puede suceder que el nombre elegido para tu dominio ya esté siendo utilizado. En ese caso, la página del proveedor donde lo compres suele generar variaciones posibles o, caso contrario, te tocará a vos pensar otras posibilidades.

Lo principal es que sea un nombre/dominio corto y fácil de recordar. No te enrosques en agregarle descripciones o dejar en claro de qué va el sitio/blog/tienda, porque para eso vas a tener herramientas y otros elementos -como logotipos, banners o presentaciones- que complementarán la idea y completarán la información cuando la persona llegue a tu web.

¿Cómo comprar un dominio?

Yo elegí A Small Orange, el mismo proveedor del hosting.

¿Cuánto cuesta un dominio?

En general, los que te venden dominios cobran un monto anual que ronda los 15 dólares. Si lo comprás en sitios argentinos, el precio lo vas a ver convertido a pesos e incluso en algunos tenés la posibilidad de pagarlo con tarjetas de débito o por redes de pago -como Pago Fácil-, opciones que no tenés si lo comprás en sitios extranjeros como A Small Orange. En ese caso, solo queda recurrir a las tarjetas de crédito.

 

[rad_rapidology_inline optin_id=optin_3]

 

#2. La casa de tu sitio

Una vez definido el dominio lo siguiente a elegir es el hosting, que es el espacio donde se va a alojar tu sitio web completo. Sí, toda la info que compone tu web, desde textos hasta videos e incluso el diseño, va a estar en un solo lugar.

Mi recomendación es la siguiente, corta y bien concreta: no te enloquezcas para definir cuál comprar. Porque además del montón de servicios de hosting que vas a encontrar, cada uno ofrece diferentes planes -con precios distintos, obvio-.

Los planes dependen básicamente de cuánto espacio de almacenamiento y cuánto ancho de banda necesites. El almacenamiento va a depender de la cantidad de información que vayas subiendo a tu web; mientras que el ancho de banda está relacionado y variará de acuerdo a la cantidad de visitas que recibas.

Te aconsejo entonces que elijas un plan pequeño para iniciar con tu web sin entrar en pánico. Porque además, cuando estés por agotar tu cuota de almacenaje o recibas tantas visitas que el ancho de banda esté por reventar, el mismo servicio de hosting te contactará avisándote que necesitás incrementar tu plan para que el sitio funcione o.k y no empiece a tirar errores o aparecer como “caído”.

¿Cuánto cuesta y cómo comprarlo? 

En A Small Orange yo elegí el plan small que cuesta alrededor de 8 dólares mensuales. Tené en cuenta que la mayoría de los proveedores hacen buenos descuentos si el pago es anual.

Por ejemplo, yo pago 50 dólares por año, lo cual equivale a poquito más de 4 dólares por mes. Con ese plan tengo 5 GB de almacenamiento, 50GB de ancho de banda y soporte técnico 24/7 que, por cierto, es genial y siempre que los contacté por problemas o cuestiones técnicas me ayudaron a resolverlos súper rápido.

Si estás por abrir tu propio sitio web y esta info te resulta útil, me alegro muchísimo y son siempre bienvenidas tus sugerencias sobre qué otros contenidos de blogging te gustaría encontrar por acá. ¿Cómo mandarme un mensaje? A través de este formulario de contacto o escribiéndome un mail a hola@subjeta.com

Seguimos compartiendo ideas,

Clari.-

También podés leer: