A guardar cada cosa en su lugar: Marie Kondo y la magia del orden

A guardar cada cosa en su lugar: Marie Kondo y la magia del orden

Este libro mágico de Marie Kondo que ahora les voy a reseñar, llegó a mis manos en un momento MUY oportuno. Y es que estoy en pleno proceso de buscar departamento para irme a vivir sola -¡por fin!- y dejar la casa que en la que viví toda mi vida (hasta ahora).

A vos te dicen que el libro se llama La Magia del Orden y pensás: ¿en serio tengo que leer un libro para aprender a ordenar mi cuarto/casa/departamento/lo que sea? ¿Tanto lío por algo que hago una o dos veces al mes y no lleva más que un par de horas? Y entonces, cuando te decidís a agarrar el libro y lo empezás a leer, te das cuenta de que el acto de ordenar, para Marie Kondo –la autora- es algo totalmente distinto a lo que la mayoría de nosotros puede pensar que es.

No exagero, hay un antes y un después una vez que terminás de leer este libro. En resumen: lo que plantea la autora a través de su método de organización –que se denomina KonMari, en una simplificación de su nombre+apellido- es que solo son imprescindibles aquellos objetos  a los que realmente amamos: de TODO lo demás, podemos deshacernos, aunque nos parezca que no.




Les confieso que algunos ejemplos de Marie pueden resultar algo extraños y hasta absurdos, pero en fin, ella es la experta que escribió un libro sobre organización SUPER EXITOSO –con más de 2 millones de ejemplares vendidos solo en Japón- y nosotros a duras penas podemos mantener en perfecto orden un ambiente de nuestra casa, al máximo, por cinco días seguidos (o al menos ese sería mi caso).

Así que, sin nada que perder, comencé a implementar algunas cuestiones de lo que propone el método KonMari. Con otras, estoy en proceso de aplicarlas. Sin entrar en demasiados detalles sobre el contenido del libro (la idea es que sean ustedes mismos los que lo lean completo), les cuento algunas cosas que me parecieron interesantes y, al menos para mí, las más fáciles de comenzar a aplicar.

Acá van.

*Ordenar todo de una vez, y por categorías*

Marie Kondo nos propone mediante su método que tenemos que organizar todo de una sola vez. Nada de ir limpiando y organizando de a poco o por ambientes (hoy la cocina, mañana el dormitorio, quizá pasado mañana el baño). NO. Hay que poner manos a la obra y hacer una limpieza profunda y total. Así, se evita el efecto “rebote”, que consiste básicamente en que una vez que terminamos de limpiar “por ambientes”, tenemos que empezar otra vez por el principio.

¿Y qué significa organizar por categorías? Que en lugar de organizar por ambiente, hay que ordenar de acuerdo a los distintos tipos de objetos: la ropa, libros, adornos, papeles varios, utensilios de cocina, y así con todo.

*Lo primero: desechar*

Cuando apliqué lo de “todo lo que no hayas usado durante X cantidad de tiempo, tirálo”, empecé a tener más cosas adentro de las bolsas de residuos que en mi propio dormitorio. Es algo de no creer la cantidad de cosas que guardamos “porque sí”, “por si me hace falta”, “porque me lo regalaron”, “porque…” Al parecer tenemos muchas razones para quedarnos con un objeto, pero la verdad es que probablemente pasen muchos meses –o años- más y sigamos sin encontrarle ninguna utilidad.

*Cómo organizar la ropa en los cajones*

Este era un truco que aprendí para ahorrar espacio en la valija pero en el método KonMari también se aplica a la vida diaria, y no solo cuando nos vamos de viaje. La idea es acomodar la ropa en los cajones haciendo “arrolladitos” con las remeras, buzos, musculosas, y todo lo que guardemos ahí adentro. Además, también Marie Kondo propone organizarlas por tipo (manga corta, manga larga, con cuello o escotadas, etcétera) e incluso hasta por color.

En cuanto a la ropa, también propone no guardar la ropa de temporada haciendo recambios estacionales, porque eso no nos permite tener a la vista toda la ropa disponible con la que contamos.

*Asignarle un lugar a cada cosa*

Una vez que ya nos quedamos con lo que amamos (y, en definitiva, con lo que sí necesitamos), el paso siguiente es ordenar todo, dándole a cada cosa un lugar específico y propio. Esto ayuda a que administremos mejor el espacio y podamos saber qué objetos de almacenamiento vamos a necesitar (cajas, contenedores de plástico, bolsas, etcétera). Cuando casa cosa tiene su lugar, podemos registrar mejor con cuánto espacio contamos, cuánto nos queda disponible o darnos cuenta rápido si nos estamos “sobrecargando” de cosas innecesarias.

Uno de los efectos mágicos de la organización es la confianza en tu capacidad para tomar decisiones. Organizar significa tomar cada objeto con la mano, preguntarte si te inspira alegría y decidir con esa base si lo conservas o no. Al repetir este proceso cientos de miles de veces, afinamos de manera natural nuestras habilidades para tomar decisiones. La gente que no confía en su propio juicio carece de confianza en sí misma.

Si leyeron La Magia del Orden, me encantaría que en los comentarios me cuenten si aplicaron o no los tips de Marie Kondo y cuál fue el que más le gusto, el que menos les gusto, el que les pareció más útil, o lo que ustedes quieran.

Y si no lo leyeron, acá les dejo links a librerías donde pueden comprarlo online: Book Depository | Cúspide | Amazon

Una buena: desde hace unas semanas, Book Depository recibe pagos en pesos argentinos =D

¡Hasta la próxima reseña! 🙂

¿Querés recibir novedades y contenidos exclusivos del blog en tu correo?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *