El encanto de que te lean en voz alta

El encanto de que te lean en voz alta

La descubrí cliqueando en Facebook. Sí, como cuando abrís un enlace o vas a una página que algún amigo compartió y eso te lleva a…En fin, caí en la página de ella: La Leedora. Pero no es solo una persona que lee, como podría hacer cualquiera de nosotros, acostados en un sillón o cuando vamos arriba del colectivo. Ella les lee a otras personas, en voz alta, y con esa faceta suya –porque les adelanto que tiene muchas otras- busca nuevas posibilidades laborales y de vida.




Jimena Garrido nació en 1980  en la ciudad de Córdoba y actualmente vive en las Sierras Pequeñas de la provincia. Es profesora de Historia graduada en la Universidad Nacional de Córdoba y es allí mismo donde hoy cursa un Doctorado en Ciencias Antropológicas, investigando sobre temporadas teatrales de verano en una de las ciudades más turísticas de Argentina: Villa Carlos Paz. Se define a sí misma como “agitadora cultural”: bailarina, actriz, dramaturga, directora y además, todo eso, en diferentes eventos del mapa de América Latina.

Y sobre La Leedora,  voy a dejar que sea ella misma quien nos cuente un poco más de qué se trata…

La Leedora aparece a partir del deseo de tensar mis saberes en nuevas posibilidades laborales y de vida. Trabajo como investigadora en antropología, profesora en historia, performer y agitadora cultural.

Las opciones en estos campos se dibujaban de forma tajante, podía dar clases, tener beca para investigación o recibir algún pobre subsidio para pequeñas producciones escénicas. Todas estas opciones eran dependientes de las disposiciones del erario público.

Con el deseo de abrir otras opciones que me permitieran moverme con mayor fluidez por la ciudad de Córdoba y las montañas aledañas, capitalizar mis entrenamientos y participar de la redistribución de recursos al estilo Robin del bosque(*), La Leedora vino en sueños.

El entrenamiento actoral me abrió caminos en los usos de la voz, mis carreras académicas en historia y antropología me permite sostener arduas lecturas, y mi amor por las historias contadas y escuchadas me acercan a cada oidor u oidora.

Mis dotes de pesquisadora me facilitan la entrada a los fantásticos mundos que cada oidor/a construye con los textos con los cuales se envuelve y expande. Soplando letras, acompaño y sugiero pequeños detalles a en esos mundos.

A través de La Leedora, Jimena ofrece un servicio de lectura a domicilio “para todas las edades y etnias”. Se pueden contratar sus servicios de lectura para regalos de aniversarios, acompañamientos para ancianas, actividad lúdica, tratamiento terapéutico, detalle de evento. Los materiales de lectura son a elección del oyente o de La Leedora, si así se prefiriese.

Jimena cuenta que ante el servicio de lectura a domicilio, las personas se sorprenden y sonríen.

“Genera buena vibración y a veces algo de incredulidad. Somos bichos de rutinas con capacidad de alterarlas. Hay películas y cuentos que relatan bonitos vínculos a través de la ofrenda de la lectura, y hay sitios donde esta práctica es más reconocida. No indagué demasiado en esto. Me tomó la idea y le di su espacio”.

Además, comenta que trabaja, por ejemplo, con personas que tienen problemas de visión y por esto, no llegan a leer con claridad.

“Me gustaría que este servicio no sea pensado solo para personas “con problemas”, sino como un mimo reconfortante para cualquiera con ganas de escuchar historias. La práctica de “que te lean” no está tan presente en lo cotidiano, y  me resulta muy amorosa la experiencia de encontrarnos así”.

Para conocer más acerca de La Leedora o contratar sus servicios, pueden ingresar a su página de Facebook.

(*) Jimena comenta que el proyecto se propone cobrar más a quienes más tienen para poder leer gratis en espacios públicos, así como abrir la posibilidad de intercambio de especies y/o servicios.

La foto de portada es de Mariana Richardet.

Share

Comments

  1. Verónica Pozzi Says: julio 5, 2016 at 11:24 am

    Felicitaciones a Jimena por este oficio/labor/trabajo maravilloso. Y bien por Clara que descubre y comparte estos hechos tan significativos y valiosos para todo aquel que aprecia la sencillez de a vida. Gracias!

    • ¡Muchas gracias por tu comentario, Vero! 🙂 Me alegra que te gusten y disfrutes los contenidos del blog. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *