Cuatro acuerdos para vivir mejor, según los toltecas ⋆ Subjeta

Cuatro acuerdos para vivir mejor, según los toltecas

Cuatro acuerdos para vivir mejor, según los toltecas

A Lucía se lo regalaron y, como yo lo ví arriba de la mesa de su cocina, se lo pedí prestado. Devoré el libro en apenas unas horas y cuando terminé, los cuatro acuerdos que propone el libro me parecieron lo más fácil de cumplir en todo este planeta. Pero no es taaaaan fácil como parece. Y a eso el autor lo reconoce, pero como dice el dicho “lo que vale es la intención”, y entonces la idea es tener siempre presente los cuatro acuerdos y actuar conforme a ellos.

Ahora bien, empecemos por el principio (como corresponde): ¿quiénes son los toltecas? El libro lo explica: “los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como mujeres y hombres de conocimiento”. Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero de hecho eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados”.




Dicho esto, pasemos al meollo de la cuestión: ¿de qué se trata el libro? En su introducción el autor explica el punto de partida para los cuatro acuerdos. Vamos ahí: explica que “soñar es la función principal de la mente y la mente sueña veinticuatro horas al día”. Por eso habla de un “sueño del planeta”, que es algo así como un sueño colectivo, generado por todas las personas que nos rodean pero también por todos los que nos precedieron. Ese sueño incluye todas las reglas de la sociedad, donde entran también las creencias, costumbres, leyes, celebraciones…en fin, todo.

Y como cada persona nace con la capacidad de soñar y aprender, precisamente aprendemos a soñar como la sociedad nos dice que debemos soñar. Desde pequeños, nuestra atención es captada por el sueño del planeta (la sociedad con todas sus reglas, normas y convenciones). Y principalmente nos enseñan y aprendemos mediante el lenguaje: cada letra, cada palabra es un acuerdo en sí mismo, una convención.

A lo largo de nuestra vida -y no importa la edad que tengamos- establecemos montones de acuerdos, con los demás pero también con nosotros mismos: estos últimos son los más importantes, porque son la base de nuestra personalidad y de la autoestima. Si reconocemos que nuestra vida está basada en estos acuerdos y el “sueño de nuestra vida” no nos gusta, entonces la cuestión es cambiar los acuerdos. Y ahí entran en juego los cuatro acuerdos principales:

1. Sé impecable con tus palabras

Las palabras tienen el poder para crear, pero también para destruir. Las intenciones se manifiestan por medio de palabras, como así también lo que se sueña, siente o lo que se es realmente. El libro plantea que la mente es como un campo fértil donde de forma continua se están plantando semillas: opiniones, ideas, pensamientos. Por esto, las palabras que entran en nuestra mente, captan la atención y cambian, para bien o para mal, nuestras creencias.

2. No te tomes nada personalmente

El libro plantea un ejemplo claro: “cuando alguien te insulta directamente, eso no tiene nada que ver contigo. Lo que esa persona dice, lo que hace y las opiniones que expresa responden a los acuerdos que ha establecido en su propia mente”. Tomarse las cosas personalmente es nutrir de basura emocional a nuestro cuerpo pero si no, se logra una especie de inmunidad ante las palabras de los demás.

3. No hagas suposiciones

¡Puuufff! Esto sí que es difícil, ¿eh? El tercer acuerdo parte de que las personas tienden a hacer suposiciones por todo, las hacen todo el tiempo. “El problema es que, al hacerlo, creemos que lo que suponemos es cierto”, sentencia en una de las primeras líneas del acuerdo. Las tristezas y los dramas que experimentamos tienen sus raíces en suposiciones que hemos hecho y en las cosas que nos hemos tomado personalmente.

4. Haz siempre lo máximo que puedas

Es el último acuerdo pero no por eso el menos importante: es el que permite que los otros tres se conviertan en hábitos arraigados. “En tus estados de ánimo diarios, lo máximo que podrás hacer cambiará de un momento a otro, de una hora a otra, de un día a otro”. Y algo esencial: “Independientemente del resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos”.

¿Qué te parecieron estos cuatro acuerdos? ¿Te animás a tomarlos para tu vida?

Los cuatro acuerdos>> Su autor es Miguel Ruiz, tiene 106 páginas y es de Editorial Urano. Fue publicado por primera vez en 1997.

Algunas librerías donde podés comprarlo: Casa del Libro Amazon Cúspide

¡Y una buena! Acá lo podés descargar GRATIS en formato .pdf

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *