Querido blog: necesito explicarte algunas cosas... ⋆ Subjeta

Querido blog: necesito explicarte algunas cosas…

Querido blog: necesito explicarte algunas cosas...

Por fin llegaste. Te veo y casi que no lo creo. Pero sí, estás acá conmigo. Te cuento: pasé varios meses proyectándote, haciendo dibujitos a mano para que salgas de mi cabeza y tomes forma en el papel. Me atasqué de información, enrollada entre plantillas de diseño, códigos html y decenas de plugins -¡qué cantidad de plugins que existen, por Dios!-.

Y sin embargo, te estoy contando una historia muy reciente de vos. Porque la verdad es que me acompañás desde hace varios años. Te pensé por primera vez allá por el 2011. Armé un blog como lo puede armar cualquiera que se adentre en las aguas de WordPress y elegí un nombre para vos, después de pensar bastante: Páginas Sueltas. Tenías un banner de portada bonito, en colores blanco y negro, con imágenes urbanas. Ahí cargaba, muuuuy de vez en cuando, algunos artículos que escribí para periódicos y revistas.




¿Sabés cuántas veces cambiaste de diseño? Muchas. Probé con casi todas las plantillas que WordPress ofrece gratis y adapté imágenes y contenido cada vez que te maquillé para renovarte.

Cuando estaba pensando en un dibujo para que representara a mi blog, la respuesta estaba en mi mano.

Hasta que un día pensé: “no quiero que sea más un portfolio. No. De ahora en más será mi blog personal”. A ver, te explico: la idea era que no solo seas un espacio donde cargar el contenido que yo había ya escrito y publicado. La novedad era escribir y publicar contenido exclusivo para vos. ¡Waaaaw! Suena hermoso, pero me costó muchísimo hacerlo.

Pero cuando estaba a punto de abandonarte, alguna chispa por ahí medio apagada, se reavivó y puse el doble de todo para seguir junto a vos: busqué y probé más plantillas de diseño, me animé a descifrar tutoriales en inglés, instalé y desinstalé plugins, compré libros, decidí que era hora de tener una cámara de fotos, empecé a planificar publicaciones en un cuadernito con tapa color rosa y aprendí qleyenda querido blogue a veces es bueno dejar un poquito de lado el “hágalo usted misma” para pedirle ayuda (socorro, diría) a quienes manejan WordPress mejor que yo.

Para ese entonces, ya eras Subjeta. Sí, cambiaste de nombre porque el
anterior era hermoso para un portfolio de artículos pero necesitaba uno que pudiera reflejar mejor en letras ese puñado de textos que escribo simplemente por el placer de escribir. Quedáte tranquilo, que al nombre prometo no cambiártelo más: tu esencia sigue siendo la misma, pero necesitabas pasar por el spa, amigo.

No me queda nada para decir más que gracias por acompañarme, querido blog. Y prepárate, porque vamos a pasar mucho tiempo juntos.

¿Querés recibir novedades y contenidos exclusivos del blog en tu correo?

Share

Comments

  1. Сайт для заработка http://zarabotok–doma.ru

    Бинарные опционы https://goo.gl/8CEB5C

    Стать партнером https://goo.gl/RqnkoX

    Видео заработка https://www.youtube.com/watch?v=6gOf9zXufDY

    Бинарные Опционы

  2. Fluidas palabras que pasan pot tu generoso ser, con un corazon que late al ritmo de cada momento vivido. Miles de posts más, que tus historias ya se instalen en este blog estaa bueno y nos acompañen asi claris. Gracias

  3. Que belleza!!! Felicitaciones por perseguir esos hermosos sueños que tenés y no soltarles la mano. Este espacio ya tiene la calidez humana que es tu sello personal. Gracias por compartirlo y endulzarnos. Te quiero!!!

    • ¡Gracias Carli! =) Me alegra muchísimo que te guste y preparáte porque en breve se viene el post de los libros para colorear. Wiiiiii.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *